Con el tiempo, muchos de mis clientes repiten la experiencia de la maternidad y quieren hacerse fotos con su segundo retoño. Sin embargo, la que anteriormente fue una experiencia entre unos adultos y un bebé de pocos días de vida, cambia por completo con la presencia de un hermano mayor. La vuelta a casa tras el parto conlleva unos días caóticos y la adaptación de todos los miembros de la familia a la nueva situación. Y la imagen idealizada de ternura, amor y cariño que tenemos en nuestra cabeza cuando pensamos en dos hermanos no siempre se corresponde con la realidad de un niño que está atravesando por un gran cambio vital como es la llegada de un nuevo bebé.

¿Se pueden conseguir fotos bonitas con hermanos mayores? ¿Cuál es la mejor forma de afrontarlas? ¿Es mejor dejarles en casa o llevarlos al estudio y que vivan la experiencia con el resto de la familia?

_N2A3634

Son varias las cosas que debemos tener en cuenta. La primera y más evidente, la edad: siempre propongo que vengáis todos a la sesión, aunque si el hermano “mayor” es todavía pequeño (2-3 años) es preferible que se incorpore un ratito al principio o final de la experiencia, ya que pedirle que pase toda una mañana encerrado en un espacio pequeño, pasando calor y sin poder correr a sus anchas a esta edad es pedir mucho. Cuando son más mayores, con 5 o 6 años, por ejemplo, suelen estar más sosegados y pueden distraerse pintando, leyendo o… jugando con el móvil de papá ;-) En ese caso es más fácil que puedan estar con nosotros durante toda la sesión.

También suele ser distinta la reacción de las niñas y los niños ante la llegada de un hermanito pequeño. Mal que me pese, creo que sí que hay diferencias entre hombres y mujeres, y surgen desde la más tierna infancia. Por regla general, las niñas suelen tener un instinto de protección (llamémosle maternal) muy arraigado y son más dadas a querer abrazar, achuchar y besuquear al bebé. Eso no quita que también haya niños que lo hagan, ¡por supuesto que sí! Pero quizás no es tan frecuente. Y no debemos olvidar que la cosa también cambia mucho si hay un solo hermano mayor o varios, puesto que ya existen unas dinámicas dentro de la familia entre los distintos hermanos. La parte positiva es que la llegada de un nuevo compañero de juegos se diluye entre todos los demás ;-)

newborn-recien-nacido-bebe-hermano-ternura (4)

Como fotógrafa infantil, parte de mi trabajo es aprender a ganarme a los niños. Muchas veces a través del juego, otras tantas a través de la seducción, pero siempre dejando que sean ellos los que se acerquen a la cámara. Sé que los padres soléis tener unas expectativas y a veces les presionamos por las ganas de querer obtener LA foto, pero todo suele fluir mucho mejor si dejamos que vayan a su ritmo y nos adaptamos a lo que están dispuestos a hacer. Algunos niños estarán encantados de tener a un bebé en brazos, otros no sabrán ni cómo sostenerle y otros preferirán mirarle desde una distancia prudencial. Cuando atraviesan los “terribles dos”, la situación puede ser más delicada si cabe, ya que hacen uso intensivo del “no” y su carácter es muy voluble.

Personalmente, si el hermano o la hermana no quiere de ninguna forma acercarse al bebé, prefiero no insistir. Podemos proponer distintas aproximaciones y posturas (sentado, tumbado), dejar que sean los adultos que se hagan primero la foto, pedirles que nos ayuden a hacer nuestro trabajo vigilando que el bebé no se mueva, ofrecerles algún premio… pero siempre sin forzar. ¡Queremos que la experiencia sea positiva para todos! Si todo falla, siempre está la opción de una foto de un momento en familia, todos juntos y con el bebé en brazos de la madre.

newborn-recien-nacido-bebe-hermano-ternura (2)

No olvidemos que la incorporación de un nuevo miembro a la familia supone un cambio en el puzzle del ecosistema familiar. Las madres estamos viviendo el puerperio y adaptándonos a la situación, lo mismo que los padres y los hermanos. Hasta que las piezas se recolocan de nuevo debe pasar un tiempo; es normal que todo esté un poco alterado en esas primeras semanas.

En cualquier caso, algo que me parece importante es darles a los mayores un trato preferencial precisamente por su condición: se merecen alguna foto individual y ser los únicos protagonistas por un ratito.

newborn-recien-nacido-bebe-hermano-ternura (1)

A %d blogueros les gusta esto: