Si estás embarazada y te apetece regalarte una sesión de fotos de los primeros días de tu bebé, quizás te preguntes si es buena idea desplazarse hasta el estudio de un fotógrafo, o si es mejor que vengan a hacer las fotos a domicilio. En este artículo te voy a dar todas las claves para que tomes la mejor decisión, porque no hay una sola respuesta.

Y te diré un secreto: en realidad, todo depende del tipo de fotos que estés buscando. La fotografía newborn puede ser lo que tú quieras que sea y no todo se limita a bebés envueltos en muselinas o colocados en poses imposibles.

El puerperio y las fotos de los primeros días de vida del recién nacido

¿Quién no fantasea con cómo será el bebé que lleva dentro de la barriga? A medida que el embarazo avanza, queremos preparar el «nido», dejarlo todo listo para su llegada… y posiblemente te hayas planteado hacer una sesión de fotos newborn. Te imaginas guardar un recuerdo en imágenes de todos los pequeños detalles de su cuerpo. No obstante, resulta muy difícil, antes de dar a luz, saber cómo nos encontraremos después.

Las incógnitas inherentes al parto (¿nacerá a término? ¿estará sano? ¿será una cesárea, quizás?), sumadas al hecho de que el puerperio es una etapa muy emocional, donde las mujeres nos sentimos vulnerables, con muchos cambios de humor, posiblemente superadas por toda la nueva realidad que se nos viene encima, hacen que resulte muy difícil hacer planes.

Y, quizás, lo que en un primer momento te imaginaste como algo agradable – acercarse a un estudio fotográfico para que un profesional capte los primeros días de vida de tu bebé – cuando llega el día se te hace una gran montaña difícil de escalar. Estás cansada, duermes poco, te ves hinchada y desmejorada… y el bebé requiere tu atención las 24 horas del día. Tu cuerpo te pide reclusión, descanso y calma para conoceros. Aunque no sea tu primer hijo, los sentimientos puede que sean similares. Al fin y al cabo, cada bebé es distinto.

Es más, no son pocas las mujeres que, una vez han dado a luz, descubren la leona que llevan dentro y sienten extrañeza o malestar viendo a su bebé en brazos ajenos. Dicho de otra forma: quizás no te apetezca que un desconocido (o desconocida) con una cámara en la mano tome a tu bebé para posarlo y fotografiarlo, incluso aunque lo haga con la máxima delicadeza y desde un trato respetuoso.

¿Qué puedes esperar de una sesión newborn en un estudio?

La mayoría de fotógrafos especializados en fotografía newborn disponen de espacios adecuados específicamente con este fin: son lugares amplios, pensados para la comodidad de los padres, ya que este tipo de sesiones suelen durar horas. Y pensados, también, para la comodidad del bebé: con una temperatura más bien elevada para que el recién nacido no tenga frío si se le fotografía sin ropa. Muchos fotógrafos trabajan con luz natural (sin flashes), aunque también hay profesionales que prefieren usar luz continua.

Si te decides por hacer la sesión de tu bebé en un estudio fotográfico:

  • El resultado puede ser muy elaborado y trabajado, tanto desde el punto de vista de la iluminación como el posado, el atrezzo, etc. Se pueden conseguir fotos artísticas y muy creativas.
  • Es muy habitual que sea el fotógrafo quien duerma y prepare al bebé para la sesión, y será quien lo cambie de postura para que se mantenga dormido el máximo rato posible.
  • Tendrás que desplazarte hasta el lugar donde esté el fotógrafo que hayas elegido, y deberías hacerlo antes de las tres semanas de vida del bebé.
  • No será tu espacio, por lo que podrías estar más tensa y sentir más presión por tu aspecto.
  • No sabrás realmente cómo «se respira» hasta que no llegues allí. Requiere que confíes en el profesional contratado para que pueda llevar a cabo su trabajo.

¿Se puede hacer la sesión de fotos del bebé en casa?

Hay profesionales que ofrecen sus servicios a domicilio, y se desplazan con todo el material necesario para lograr un resultado igual, o muy similar, al que se obtendría en un estudio. No obstante, esto también requiere transportar bastantes «trastos» y potencialmente focos, pies de estudio, un puf, además de telas y accesorios, por lo que es posible que tu casa queda ocupada durante una mañana por todas estas cosas.

Además, trasladar la sesión de fotos del bebé a tu casa no evitará que puedas sentirte mal cuando sea otra persona quien lo tome en brazos para mecerlo o dormirlo. Y, dado que este tipo de sesiones de fotos suelen durar varias horas, quizás llegue un momento en el que te incomode el hecho de tener a alguien en tu casa y querrías darlo por terminado.

Es decir, sí se puede hacer la sesión newborn en tu casa, aunque es bueno tener en cuenta que eso también puede conllevar incomodidades para ti, que estarás sensible durante los primeros días tras el parto. De nuevo, la confianza para que todo fluya es la clave, y para asegurarte de que hay feeling lo mejor que puedes hacer es contactar con tu fotógrafo con antelación y resolver todas las dudas que tengas con anterioridad al día «d».

Fotografías de puerperio a domicilio: una alternativa a la sesión newborn

¿Te has planteado que una sesión de los primeros días del bebé no tiene por qué ser el cliché que conoces? La fotografía es un arte creativo y puede adaptarse a los gustos y sensibilidades de cada persona. Hay vida más allá de la fotografía newborn «clásica», y una posibilidad es plantear las fotos de tu bebé desde otra óptica.

Tu casa es tu espacio, y precisamente por ello, tendrá una gran carga sentimental desde el punto de vista visual: todo lo que aparezca en las fotos hablará de vosotros y esos pequeños detalles que hacen que tu familia sea tu familia: muebles, ropa, decoración… puedes sentirte realmente tú misma, en tu elemento. Y, sobre todo, hacer las fotos en tu casa invita a usar vuestra luz. La que os entra por la ventana o, quizás, también, la de la bombilla halógena de la habitación. Quién sabe: cada casa es un mundo.

Para los fotógrafos, acudir a un sitio nuevo puede ser un reto, pero al mismo tiempo es también muy estimulante, ya que nos bombardean estímulos visuales que pueden dar rienda suelta a la creatividad. ¿Verdad que cuando te vas de vacaciones a una ciudad que no conoces, todo te llama la atención y tomarías fotos de todos los detalles? Lo mismo nos pasa a los que vivimos con la cámara en la mano fotografiando a los demás ;-)

En realidad, podrías plantearte las fotos de tu bebé como una sesión de familia. Un momento para vosotros, donde todos tenéis protagonismo, y sin que haya puf, ni atrezzo por medio. Porque el mejor lugar en el que puede estar tu bebé es en tus brazos.

Otra ventajas de hacer una sesión de postparto a domicilio son:

  • No hay posado del bebé, ya que no se utiliza puf ni atrezzo (o, en todo caso, puedes usar tus propias muselinas o vestirlo como quieras).
  • Tú y tu pareja estaréis más presentes en las imágenes: no son solo fotos del bebé, sino de todos vosotros, como familia. ¿O acaso crees que cuando crezca, tu hijx no disfrutará viéndote como madre recién estrenada?
  • No importa si el bebé duerme o está despierto, por lo que desaparece la frustración asociada a las sesiones newborn en las que difícilmente se pueden sacar fotos aprovechables si el bebé no duerme.
  • Por ese mismo motivo, suelen ser sesiones más cortas; ya que no hay que esperar a que el bebé se duerma y se mantenga dormigo.
  • Tampoco hay una «edad ideal» para hacer este tipo de fotos, por lo que desaparece la presión de tener que acudir al fotógrafo durante los primeros días de vida. Las fotos se pueden tomar con uno o dos meses y seguir captando momentos íntimos y tiernos.

Fotos de embarazo y postparto en casa en Barcelona

Si todo lo que te he contado te parece una idea atractiva y quieres saber más, hablemos. Me encanta ofrecer este tipo de sesiones más distendidas y alejadas del «cliché» newborn dentro de Barcelona o alrededores. Solo tenemos que encontrar una mañana en la que vayas a estar en casa, que te relajes y que seáis vosotros mismos :-) Si, por el contrario, prefieres un look más limpio y controlado, fotos que tengan «el sello» del fotógrafo al que deseas contratar y que encajen mejor en la idea de fotografía newborn clásica… en ese caso, probablemente su mejor opción sea hacer las fotos en el estudio.

En una sesión de fotos con tu bebé en casa cabe de todo: piel con piel, besos, cosquillas, baños, fotos dando el pecho o el biberón o, sencillamente, todos juntos en vuestra cama. En realidad, cualquier excusa es buena para hacer una sesión de fotos en tu espacio, y el embarazo podría ser también un buen momento, ¿por qué no?