Sesiones fotográficas de familia en Barcelona

Los bebés crecen muy rápido, especialmente durante el primer año, pero también más allá. Captar en imágenes todas esas etapas fugaces en una sesión de fotos de tu familia te puede ayudar a retener en la retina momentos que luego echarás mucho de menos: cosquillas, besitos, morderse la mano, gatear, primeros pasos… CRECER. A tu lado.

Sesiones de familia

CUÁNDO: en cualquier momento de la vida de vuestra familia 🙂
CÓMO: en un clima de intimidad, con semidesnudo o hasta donde te sientas cómoda, mostrando piel con piel.
DÓNDE: en mi estudio de fotografí­a en Barcelona o en exteriores.
QUÉ CUESTA: desde 260 €.

Soy fotógrafa infantil y quiero captar a tu familia TAL CUAL sois

¿Estás harta de ver retratos recargados de atrezzo en escenarios imposibles y caras de bebés que parecen de porcelana después de un retoque exagerado en Photoshop? Si buscas un fotógrafo en Barcelona que capte vuestra esencia, estás en el lugar adecuado. Mi especialidad es hacer fotografías espontáneas, relajadas, informales y minimalistas.

¿Para qué disfrazaros cuando podéis mostraros tal cual sois? Cuando eches la vista atrás, te encantará reconocer pequeños gestos, rasgos característicos y rituales secretos que solo los miembros de tu familia conocéis. No tienes que hacer nada especial: no hay posados. Solo os pediré que juguéis e interactuéis como lo haríais normalmente. Habrá momentos de todo: ternura y abrazos, saltos alocados, carreras, juegos introspectivos… mis fotos reflejan el momento real de desarrollo de cada niño.Una sesión de fotos no tiene por qué ser una experiencia aburrida, al contrario: puede ser ágil y amena. Me adapto al ritmo de TU familia, porque cada una es distinta.

Sesión de fotos de familia en Barcelona
Sesión de fotos de familia en Barcelona

Sal tú también en las fotos: sois una familia

A medida que tus hijos crecen, te descubren nuevos detalles de su evolución: no solo física, también emocional. Poco a poco ganan destreza, habilidad, aprenden a desplazarse y a hablar… y también se va forjando su personalidad. Es un viaje apasionante del que, como madre, eres espectadora de lujo. Pero lo que hoy te parece «lo normal», dentro de pocas semanas o meses habrá quedado en un recuerdo. ¿Cuándo empezó a gatear, cuál fue su primera palabra? ¿Qué cara de risa solía poner cuando tenía 3 años? Esos son los pequeños grandes detalles que vale la pena inmortalizar en fotografías. Pero si hay algo que debería ser obligatorio en cualquier sesión de fotos de familia es que salgáis todos: padres incluidos. Porque al fin y al cabo, tú eres el centro de su universo. Si son pequeños, aún les llevarás en brazos mucho tiempo. Si son más mayores, seguro que disfrutan jugando contigo como nadie.. 

¿Cuándo es aconsejable hacer una sesión de fotos infantil o de familia?

Tradicionalmente, se han fotografiado determinadas etapas del desarrollo del bebé: los 6 meses (porque muchos empiezan a gatear), el año (cuando muchos empiezan a caminar)… pero no hay un momento mejor que otro. Solo tú sabes en qué fase se encuentra tu hijo y qué es lo que te gustaría atesorar en imágenes. Cada momento tiene su propia magia, y tu relación con tu bebé cambia constantemente. Regalarse la experiencia de hacerse unas fotos es también dedicarse un momento de autocuidado, buscar una excusa para jugar y disfrutar juntos. ¿Y cuando son más mayores? Cuando los niños crecen, parece nos olvidamos de la fotografía. Personalmente pienso que es una pena, porque los niños a cualquier edad dan mucho juego (literalmente). Un niño de 4, 5, 6 años o más puede seguir indicaciones, puede incluso «posar» si le apetece. Y el cariño, la interacción que tenéis entre vosotros (con hermanos, con padre y madre…) se plasma de distintas formas en cada edad.

En resumen, cualquier edad es buena para hacer unas fotos de familia, aunque cada etapa tiene sus pros y sus contras:<\/p>\n<ul>\n<li>Un bebé menor de medio año no puede aguantarse sentado, por lo que las fotos serán más estáticas y requerirá tus brazos o un apoyo mullido y suave. Por contra, suelen ser imágenes muy tiernas en las que se ve mucho contacto.

  • Un bebé de unos 8-10 meses, por lo general, ya puede gatear. Las imágenes que podemos captar ya muestran movimiento y una mayor variedad expresiva. A esta edad responden muy bien a todos los estímulos y suelen regalar sonrisas a gogó.
  • Un bebé de un año en adelante suele caminar y tiene una gran movilidad, por lo que fotográficamente retratarlo es toda una aventura. Todavía pedirá brazos y contacto, pero también tendrá momentos de independencia y exploración del entorno en los que volcará toda su energía.
  • Los niños de 2-3 años son un verdadero reto a la hora de sacar fotos, pero hay algo que nunca falla: la interacción con los padres y el resto de la familia.
  • Con los niños más mayores, además de imágenes de juego y contacto, podemos conseguir retratos más preparados, más serios y artísticos.

Fotos de familia en estudio y a domicilio: dos aproximaciones distintas

Aunque me gusta mucho hacer las fotos en mi estudio de luz natural en el centro de Barcelona, sobre todo en el caso de bebés y niños más pequeños que apenas empiezan a caminar, también me parece muy estimulante poder fotografiar a la familia en vuestro ambiente. En mi estudio el espacio es neutro, de tonos claros, y eso permite que destaquéis vosotros. Cuatro muebles básicos nos sirven como escenario para que seáis vosotros mismos. En vuestro ambiente, no solo se os verá a vosotros sino también vuestro espacio, vuestras cosas… todo aquello que os define en este preciso momento vital. Una casa pequeña o sombría no tienen porqué deslucir las fotos, al contrario: cuando mires las imágenes de la familia dentro de unos años, recordarás con cariño los muebles, la casa, la luz… quizás os habréis mudado a otro sitio, o ya no habrá cuna sino que habrá una cama. La vida cambia, y no hay mejor reflejo que el constante cambio que hacer las fotos en vuestra casa.

Foto de niño con sus padres

Preguntas frecuentes sobre sesiones de fotos de familia con bebés y niños

Hambre y sueño: no, por favor

Cuando hablamos de niños «mayores», ninguna de las dos cosas suele preocuparnos a la hora de agendar una sesión de fotos. No obstante, un bebé de pocos meses, o incluso un niño de 2 años probablemente seguirá unos horarios relativamente pautados, y ni el hambre ni el sueño son buenos compañeros para crear un ambiente distendido. Así que, a la hora de buscar el mejor momento del día para hacer las fotos, procuraremos que no coincida con una comida o una siesta.

Las sesiones de familia reflejan vuestro ritmo

Según la edad del bebé o los niños, no siempre es fácil que las cosas fluyan y la paciencia será nuestro gran aliado. Pero esencialmente, <strong>en una sesión de fotos de familia lo que buscamos es que os dediquéis un rato a vosotros mismos: que disfrutéis, que juguéis, que habléis<\/strong>… Es habitual que tengamos todo tipo de momentos: de timidez, de euforia desatada, o incluso de enfado. Los niños exhiben un torrente de emociones que, en imágenes, no tienen precio 🙂

¿Pueden salir los hermanos en las fotos? ¿Y los padres?

¡Por supuesto que sí! La familia no es un bebé solo, ni tampoco los hermanos solos. <strong>La familia es vuestra galaxia particular y la formáis todos<\/strong>, padre y madre incluidos. Por supuesto que haremos fotos de los protagonistas más pequeños, pero también hay lugar para haceros fotos a los adultos, con niños y sin ellos. Además, ellos también quieren verte en las fotos – y querrán verte al echar la vista atrás dentro de unos años.

¿Qué me pongo? ¿Tengo que traer algo?

En mi estudio tenemos cuatro muebles neutros que usaremos para sentarse, tumbarse y desmelenarse. Por un día, podréis saltar en el sofá. También tengo algunos juguetes de madera, de tela y algunos cuentos para animaros a jugar e interactuar entre vosotros. Mis sesiones tienen muy poca dirección por mi parte, aunque sí os puedo lanzar propuestas para reforzar la emotividad de ciertos momentos. En cuanto a qué ponerse, siempre recomiendo que traigáis una muda por si las moscas, y que vengáis con ropa de colores rebajados o esenciales (blanco, negro, gris… o tonos pastel). Siempre dentro de vuestro estilo – no es necesario ponerse de veintiún botones para una sesión de fotos. Puedes leer mis recomendaciones sobre cómo vestirte para tu sesión de fotos en familia.

¿Puede venir también mi pareja o mis otros hijos?

La propuesta de fotografí­as de maternidad es muy í­ntima y en clave baja. Por mi parte no hay problema en que tu pareja o tus hijos mayores se sumen a la sesión, esta decisión la debes tomar tú. Nadie mejor que tú sabe cómo funcionáis cuando estáis todos juntos, o si conseguirás crear un ambiente relajado y distendido.

¿Posar o no posar en las fotos? 

Siguiendo mi estilo natural y desenfadado, para mí lo importante no es tanto que se os vea a todos sonrientes mirando a cámara sino que se cree un buen clima durante la sesión de fotos. Una imagen de una vivencia real transmite mil veces más que una sonrisa fingida. Eso no significa que no haya lugar para un retrato más formal – pero no forzaremos nada para conseguirlo. Un bebé no sabe posar; un niño más mayor sí puede seguir ciertas indicaciones. Pero todos, a cualquier edad, pueden regalarnos imágenes preciosas. Lo bonito de fotografiar a niños es, precisamente, que sabes cómo empiezas, pero no cómo terminarás. Cada sesión es una experiencia única e irrepetible, y el resultado siempre será diferente. Mientras sea disfrutado, habrá valido la pena.

 

Sesión de fotos de familia en exteriores en Barcelona
Sesión de fotos de familia en exteriores en Barcelona

Regala una sesión de fotos

Una sesión fotográfica puede ser un regalo fantástico para ocasiones especiales:

  • Dí­a de la madre, del padre… (¡o de la abuela!)
  • Para un bautizo, un cumpleaños, o una boda.
  • Para animar a alguien en una época complicada de su vida.

>> >> Para regalar una sesión, puedes hacer la compra online << <<

 

No obstante, ANTES de regalar una sesión de fotos a alguien, asegúrate de que aciertas¿Esa persona es amante de la fotografí­a? ¿Se ha hecho sesiones de fotos con anterioridad? ¿Qué estilo de imágenes le gustan?

Una sesión de fotos es una experiencia muy personal, a la par que personalizada, así­ que asegúrate de sondear al posible destinatario antes de hablar conmigo. 

Dicen de mí­…

Contacto

E-mail:
[email protected]
Tel.: 637622983
Estudio:
Carrer de Sicí­lia, 253, 6è, 2n,
08025 Barcelona
(mira cómo llegar en Google Maps)

Victòria Peñafiel Fotografia

Carrer de Sicí­lia, 253, 6è, 2n,
08025 Barcelona

¿Quieres una sesión conmigo?

Cuéntame qué es lo que te remueve, qué te gustarí­a capturar de tu viaje a través de la maternidad. No quiero hacer las tí­picas fotos «de postal» – quiero retrataros tal como sois.

Fotografí­a newborn en Barcelona

Fotografí­a infantil y de familias en Barcelona

Fotografí­a de lactancia y maternidad en Barcelona

Redes sociales