Hace pocos días que terminó la tercera edición de “Duerme, gatea, camina” organizado por La Imaginadora, un curso online de introducción a la fotografía dirigido a padres (y madres, y tíos, y abuelos) que tengan ganas de mejorar las fotos que sacan de sus bebés. El curso se fundamenta en material audiovisual para que los alumnos aprendan a su ritmo, pero aprovechamos lo mejor de la tecnología para romper distancias y conocernos un poco más, hacer ejercicios prácticos y resolver posibles dudas.

El ejercicio final del curso es lo que llamamos el reto, donde se propone a los alumnos que envíen su mejor imagen, y esta fue la ganadora de esta edición. ¿Os gusta?

DSC_0609_web

Detrás de esta foto preciosa está Beatriz Santos. Elegir una sola imagen siempre cuesta, la verdad. Cuesta horrores. En este caso, me cautivó la composición, la luz y, para qué negarlo, esos ojazos. La foto está bien equilibrada, el peso del bebé está en la parte inferior y eso ayuda a no dejarlo “flotando”. La mirada, con esos pequeños destellos en el iris, es lo primero que nos capta la atención; pero enseguida nos vamos a la mano en su boca y a la otra mano, que sujeta el pie al fondo. El recorrido visual es precioso. No hay nada que nos distraiga del protagonista y, aunque el entorno se desdibuja, se intuye que está sobre la cama de sus papás, a gusto y haciendo lo propio de un bebé de su edad: descubriendo partes de su cuerpo.

Soy firme partidaria del menos es más, y esta imagen lo representa a la perfección. No necesitamos ningún accesorio, ropa especial ni ornamento para transmitir dulzura y esencia de bebé ;-)

¡Felicidades, Beatriz! ¡Espero que disfrutes mucho de tu copia de la imagen!

A %d blogueros les gusta esto: