Raw Baby fue un evento especial para dar respuesta a todas aquellas personas que de vez en cuando me preguntan si hago sesiones con bebés más mayores.

Mi respuesta suele ser que no, que a partir del medio año prefiero enfocarlo como una sesión lifestyle “xulo xulo”. Por múltiples motivos: porque mi estudio, al estar acondicionado para los recién nacidos, se queda pequeño. Porque a partir de cierta edad, lo que necesitan los niños es correr, jugar, saltar… y creo que el estudio no es el mejor lugar para ellos. En mi opinión, una sesión xulo xulo es la opción que retrata más fielmente el aire de la familia, y la que da un recuerdo más interesante a largo plazo. Porque os muestra tal como sois, en una situación real, vivida de verdad, sin la artificialidad del estudio.

Sin embargo, “porque una vez al año no hace daño”, decidimos montar unas sesiones para bebés de 6 a 24 meses. Lo llamamos Raw Baby porque queríamos intentar que fuesen sesiones íntimas, cálidas, que mostrasen la esencia de cada niño con sus padres. Sin artificios, sin extravagancias, sin monerías. Y todo en blanco y negro, para lo que me fue de perlas contar con el apoyo de la ropa de Ludd.

Sesiones Raw Baby

El resultado lo podéis ver aquí en forma de resumen, o también podéis ver la sesión completa de Luna aquí.

Si os entran ganas de más, tendréis que esperar al año que viene :-)

A %d blogueros les gusta esto: