Con mis peripecias de junio casi me olvidé de comentar que había terminado el curso de fotografía de La Imaginadora. Fue una experiencia nueva para mí, así que yo también aprendí muchas cosas… pero lo importante en este caso es lo que aprendieron los participantes en el curso.

Para poner el punto final y englobar todo lo explicado en las tres semanas anteriores, les propuse un pequeño reto: subir una foto de sus retoños, la que considerasen mejor, más lograda, pero sobre todo, más emotiva. La ganadora, Arantxa, recibió en su casa una impresión fine art de esta imagen:

foto_imaginadora_ArantxaSanz

La verdad es que me costó elegir una. Había instantáneas de bebés muy guapos, sonrientes, bostezando… pero entre todas, esos dientitos y esos ojos de pillo mirando a un lado me robaron el corazón. Un uso bonito de la luz natural, unos tonos de color neutros y equilibrados, un encuadre desenfadado, y unas líneas quemadas que, sin embargo, aportan dinamismo a la composición. Pero lo que me atrae, por encima de todo, es el sentimiento que evoca: alegría. Porque todos deberíamos sonreír un poco todos los días ;-)

¡Gracias de nuevo a todos por participar, por estar “al otro lado” y espero que tengáis muchas ganas de seguir disparando!

 

A %d blogueros les gusta esto: