28 días. 28 fotos. Un reto fotográfico colectivo

#FEBREROSINEDULCORANTES

El reto dura todo el mes de febrero y para participar solo tienes que subir una foto diaria a Instagram usando el hashtag. Fácil, ¿no?

¿POR QUÉ?

Para desintoxicarnos del exceso de dulce navideño y bonitismo instagramero. El objetivo es que tengas una recopilación visual de lo que habrá sido tu mes de febrero. Sin edulcorar. 

NO ESTARÁS SOL@

¡Habrá mucha más gente participando bajo el hashtag #febrerosinedulcorantes! Además, si quieres una ayudita, este año me ofrezco a acompañarte. Apúntate en el formulario de abajo y recibirás un email diario con inspiración y consejos.

¿QUÉ TIPO DE FOTOS?

Todo vale, siempre que sea un retrato de la vida real. Puedes disparar en color, blanco y negro, horizontal, vertical, con o sin filtros. Puedes seguir un hilo conductor, o no. Puedes salir tú, tu familia… O no.

¡HAY PREMIO!

El premio gordo es la satisfacción de terminar un reto y guardar un recuerdo visual de tu mes de febrero. ¡Pero hay más! Sigue leyendo y te lo cuento todo.

REQUISITOS

Necesitarás una cuenta de Instagram, una cámara (puede ser la del móvil) ¡y ganas de darlo todo! Como cualquier reto de foto diaria, la constancia es clave.

Reglas de juego

#febrerosinedulcorantes tiene pocas reglas (de hecho, la mayoría las pones tú mism@). Te las resumo a continuación.

UNA FOTO AL DÍA

Pueden ser más, pero no menos. Sube una foto al día en tu cuenta de Instagram con el hashtag #febrerosinedulcorantes. No hace falta que me etiquetes a mí (@victoriapenafiel) pero, si quieres, puedes hacerlo. Si, por algún motivo, no puedes subir una foto a diario, puedes publicar dos, o tres, o cuatro rezagadas a la vez para ponerte al día. El objetivo es terminar el mes con 28 imágenes.

¿CÓMO TIENEN QUE SER LAS FOTOS?

El único requisito es que la imagen muestre tu vida sin edulcorar. Nada de bodegones de aire pinterest ni fotos preparadas para endulzarnos el día. Pueden ser fotos de paisaje, retrato, street o lo que te apetezca. 💡 No es obligatorio tener hijos ni que éstos aparezcan en las fotos. Puedes subir fotos cuadradas, rectangulares, en color, b/n, con filtros, de réflex, móvil… No hay reglas. Pero sería bueno que tuvieran cierta coherencia entre ellas.

¿HAY ALGO PROHIBIDO?

Aparte de lo obvio (violencia, pornografía…), todo vale siempre que sea espontáneo y real. No valen fotos tipo bodegón en las que colocas y recolocas los elementos mil veces. No vale ordenar el salón y peinar a los niños para la foto. Sí valen los selfies, pero con moderación ;-)

¿HE OÍDO PREMIO?

El premio principal y más importante es la satisfacción de terminar el reto (¡que no es poco!). Entre los que lo consigan, elegiré a dos ganadores que podrán tener un álbum impreso con todas sus fotos de febrero. Los detalles los iremos desgranando en mi perfil de Instagram y en los emails diarios  ;-)

¿PUEDO EMPEZAR EL RETO AUNQUE SEA TARDE?

¡Pues claro! Nadie va a ir detrás de ti para controlar nada. Puedes unirte a #febrerosinedulcorantes cuando quieras, aunque el reto esté empezado. Y también puedes recibir los emails diarios. Terminarás los 28 días con menos fotos, pero algo es algo! :)

¿EL RETO SOLO ES PARA INSTAGRAM?

En principio, sí. En Instagram es donde surgió la idea y donde se organizó por primera vez, y creo que cumple los requisitos para hacernos la vida más fácil. Puedes seguir las fotos de los demás participantes (de hecho, te animo a hacerlo) con el hashtag #febrerosinedulcorantes, puedes comentarles y descubrir mundos paralelos al tuyo…

¡PERO NO TENGO NI IDEA DE FOTOGRAFÍA!

Mientras tengas un aparato con el que fotografiar, lo demás es cosa tuya. No hay mínimos y tú pones las reglas. No se trata de hacer grandes fotos artísticas (aunque si te animas, adelante) sino de documentar tu vida durante un mes. Además, puedes apuntarte dejando tu email abajo y recibirás un mensaje diario con inspiración y consejos.

NUNCA CONSIGO TERMINARLO...

Por eso mismo, este año he decidido acudir al rescate de los perezosos con un email motivacional diario. Recibirás en tu buzón (si lo deseas y te apuntas) un mensaje con consejos sobre técnica fotográfica, ideas sobre qué fotografiar y palabras bonitas para que el ánimo no decaiga.

TENGO CUENTA DE INSTAGRAM, PERO ES PRIVADA

Tu perfil debería ser público. Sobre todo, si quieres que lo vea para optar al premio, pero también para que las fotos aparezcan en el hashtag colectivo, ¡que es lo bonito de este reto! Pero las fotos son para ti, así que puedes participar desde el anonimato también. 💡Idea: créate un perfil público específico para este reto y todos contentos 😋.

¿PUEDO APLICAR FILTROS A LAS FOTOS, USAR STORIES, SUBIR VÍDEOS...?

Puedes hacer lo que quieras con las fotos – tú eliges el formato (horizontal, vertical, cuadrado), y el aspecto general que tendrán (si aplicas o no filtros, si añades texto o no, etc.). También puedes usar Stories, aunque en ese caso debes ser consciente de sus limitaciones (caducidad temporal a menos que los agrupes en una historia destacada) y restricciones de formato (todas las imágenes serán verticales). Aunque el espíritu del reto es fotográfico, es tu cuenta y tú pones las reglas, por lo que también puedes subir Boomerang o vídeos. En ese caso, ten en cuenta que no podrás optar al premio del álbum por razones obvias, pero te animo a buscar algún sistema de almacenamiento y reproducción del material que crees a lo largo del mes.

¿Te apuntas?

En esta edición del reto, puedes apuntarte y recibir un email diario con instrucciones, consejos e inspiración. Ideal para los que empiezan con ganas, pero les cuesta acabar. Será también una forma de mantener un contacto más directo si necesitas ayuda o quieres que comentemos algo. ¡Por el camino seguro que aprendes algo de fotografía!

¡Apúntate al reto de #febrerosinedulcorantes!

Prometo que no utilizaré tus datos con fines maléficos, únicamente para apelar a tu conciencia y ayudarte a sacudir la pereza, desempolvar la cámara y ponerte a la acción durante todo el mes de febrero. Si se te hace pesado y te hartas del tema, siempre puedes decirme adiós. Sin rencores.

¿Necesitas más motivos?

UNA VENTANA AL MUNDO.

El hecho de ser muchas personas publicando al mismo tiempo convierte el reto en una experiencia colectiva. Si no te sientes inspirado, siempre puedes pasearte por el hashtag descubriendo personas y realidades distintas a la tuya. Todos los años descubro nuevas perlas preciosas, seguro que tú también encuentras otros perfiles que te engancharán.

UN CURSO ACELERADO.

Dicen que la práctica hace al maestro. Si te gusta la fotografía pero no encuentras el momento de ponerte a estudiar, ¿qué tal si te lanzas a la práctica? #febrerosinedulcorantes puede ser tu excusa perfecta para tener unos pocos “deberes” todos los días. La motivación está asegurada.

UN BAÚL DE LOS RECUERDOS.

Tener un pequeño grupo de imágenes cuando termine el mes es el paso previo a encargar un álbum o unas copias. Puedes imprimir tu febrero de este año, y repetir el que viene, y el otro… y tener tu álbum de febrero al lado del de las vacaciones, solo que este será más especial: reflejará tu vida diaria.

UN PREMIO A LA CONSTANCIA.

Dicen que ponerse rutinas ayuda. No sé muy bien a qué, pero ayuda. Y si lo dicen… será por algo. La cuestión es que te propongas sacar una foto al día – no suena tan terrible, ¿no? Y la satisfacción cuando terminas es impagable. ¡En serio!